Mausoleo de Halicarnaso

Publicado por Yamil Cuéllar en





Las guerras, la envidia, los que quieren ser famosos, los que creen en otros dioses, esos son los causantes de que hoy sólo tengamos ruinas o relatos de las maravillas del mundo antiguo, sin embargo, en muchas ocasiones, no fue la mano del hombre quien decidió la suerte. Como es el caso de El Mausoleo de Halicarnaso, una tumba monumental construida de mármol. La construcción de esta monumental tumba fue encargada a los arquitectos Sátiros y Piteos, quienes construyeron una estructura rectangular de 30 por 40 m, sobre ella 117 columnas en dos hileras sosteniendo el techo en forma de pirámide escalonada, y sobre este último la estatua de una cuadriga con las efigies del rey y la reina, alcanzando en conjunto unos 50 m de altura. Para completar esta maravilla, los mejores escultores griegos de la época tallaron figuras y relieves en su estructura. El número total de estatuas ascendió a 444, aproximadamente. Culminaba con una estatua de un carro y cuatro caballos. El mausoleo soportó guerras, invasiones, el ataque de los bárbaros saqueando a diestra y siniestra, hasta que en 1404 ocurrió un terremoto que destruyó el monumento. Durante el siglo XIV los Caballeros de San Juan lo terminaron de demoler y utilizaron los restos para la construcción del Castillo San Pedro de Halicarnaso, en Turquía. Durante esta época, se encontraron una serie de túneles, debajo de la construcción, que llevaban a los sarcófagos de los difuntos reyes. La tumba fue saqueada por ladrones y por eso hoy ya no quedan restos de ella. Sin embargo, la estatua superior se salvó y puede ser admirada en uno de los museos más importantes del mundo, me refiero al Museo Británico en Londres. Por lo que si algún viajas a dicha ciudad, al menos, ten presente visitarlo, para que veas los miles de objetos antiguos que se preservan allí, algunos como La copia romana del Discóbolo de Mirón, artefactos encontrados en el barco funerario de Sutton Hoo, colección de obras de Alberto Durero, el sarcófago de la sacerdotisa Henutmehyt, la mayor colección de porcelana china de Europa, entre miles de antigüedades más. Ya me dirás si te dio tiempo verlo todo, yo creo que sería imposible, pero uno nunca sabe.

Entrada del Museo Británico

Esta entrada ha sido publicada el 26 marzo, 2009 a las 15:00 bajo la etiqueta . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí