Papá guayabito: "Mayo, el mes de la madre"

Publicado por Yamil Cuéllar en

En el mes de mayo se celebra el día de las madres. Es por ello que los temas principales son aquellos en los cuales se resaltan las cualidades que acompañan al maravilloso milagro de la crianza de los niños.
Cualidades como: la abnegación, el amor incondicional, generosidad, etc. se ensalzan enormemente y nos permite entrar en contacto con ese lazo intangible que nos une con nuestro origen en esta vida.
Deseo enfocar estas letras a las madres jóvenes, casi niñas a quienes la maternidad ha sorprendido. En muchos lugares del mundo es normal encontrar esta situación. La muñeca de plástico (cuando la hubo) se cambia por un pequeño ser de carne y hueso, el cual exige comida, protección, limpieza, amor y mucha paciencia.
Entonces se deben cambiar los juegos con los amigos, los libros y todas esas libertades propias de la edad, por el trabajo arduo para poder mantenerse ambas vivas. Además de atender al bebé se debe obtener los recursos económicos necesarios para pagar todas las otras situaciones de la vida en sociedad.
Entonces necesitan apoyo, de su pareja (si la tienen), de sus padres, abuelos, tíos, amigos. Si logran obtener ayuda de alguien más la vida continúa. Pero, si están solas...
La situación es terrible cuando solo se encuentra el reproche, el rechazo. Frases como: Me fallaste, saliste con tu domingo siete, ya lo gozaste y otras muchas más. Se van acumulando a la carga emotiva que el recién nacimiento ha traído. Pero se debe sobrevivir a toda costa.
Me asombra un caso muy particular, el cual he visto en mi ciudad. En un cruce de calles hay un grupo de niños sin hogar, al paso de los autos de acercan con sus trebejos a limpiar el parabrisas de los autos. Ahí hay unas niñas, al paso de los días se notan cambios. Un buen día el vientre de una de ellas ha crecido. 
Se abre paso entre los coches, con el trapo en una mano. Al final de la actividad con las monedas recolectadas se dirige a la otra avenida y la rutina se repite.
Ella es fuente de una nueva vida, un largo camino le espera. ¿Logrará llevar a su crío a la madurez?
Sea pues el Día de las Madres un día de regocijo que permita suavizar los días oscuros de angustias, penas y apuros con que se enfrentan las madres en la cotidianidad.
Papá guayabito.

Foto cortesía de Interesno.dn.ua

Esta entrada ha sido publicada el 24 mayo, 2011 a las 0:00 bajo la etiqueta . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí