Aventuras en Hawai

Publicado por Yamil Cuéllar en


La mejor forma de empezar la conversación con un hawaiano, es hablando de comida. Todos los fines de semana, se reúnen en familia, como igual hacen los latinos para conversar y mirarse. Pero no son tres ni cinco, sino que llegan hasta 20 miembros en la familia y más… hay que estar allí para contarlos. “Primo” así se llaman entre ellos, entre amigos y no tan amigos, para no olvidar que la amistad también tiene un sentido familiar.

Desde hace mucho tiempo llevan allí viviendo los hawaianos, en esas islas formadas por volcanes en medio del océano pacífico. Cinco horas tarda un avión desde San Francisco hasta Honolulu, lo mismo que desde Japón, porque vale decir que a Hawai la visitan muchos japoneses, tantos, que a veces no se sabe de quiénes son los dueños de la isla. Se van allí los japoneses a tomar el sol y a ver la playa. No he visto una playa tan azul como en Hawai. Hawai es hermoso.

Nació de los volcanes, y por ello, van los geólogos y otros especialistas a estudiar cómo se formó la tierra, porque allí se ve muy claramente el inicio de todo. La naturaleza y el entorno son increíbles y exóticos. Es por ello que Steven Spielberg se fue a filmar su película de dinosaurios, porque la jungla no parece de hoy, sino de muchos años atrás, cuando apenas empezaba la vida. A Hawai se van los recién casados, las familias, los aventureros, las señoras que buscan playas eternas o los japoneses que no tienen sol.

Lo extraño es que, aunque entra mucho dinero por el turismo y las diversiones de todo tipo, la mayoría de los hawaianos viven muy pobre. Hay que alejarse de las partes lindas donde la gente no ve, e internarse en los barrios donde en verdad vive la gente para enterarse de cómo viven los hawaianos. Los hawaianos no tienen pretensiones de ningún tipo y no les importa mucho la casa ni el auto, sino la vida y el buen modo de vivir. La vida de unos, no es la vida de otros.
Hay quienes son felices por tener un auto nuevo, pero lo más importantes para los hawaianos es la comida y la familia, la armonía y el baile, esas danzas únicas que envilece con su música, melodías que persiguen en sus encantos a quien visita Hawai mientras un arcoiris aparece, para escaparse luego en el cielo.

Esta entrada ha sido publicada el 26 septiembre, 2011 a las 0:00 bajo la etiqueta . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí