Y fue así que empezó la escuela

Publicado por Yamil Cuéllar en


No te atrevas a contar cuántos niños en el mundo comenzaron la escuela en estos días. La verdad es que son muchos, muchísimos. Si no me crees, pregúntale al primer escarabajo que veas en el camino, que los escarabajos no echan mentiras y todo lo dicen. Por eso cuando desees guardar un secreto, echa un vistazo a tu alrededor por si hay un escarabajo cerca. Pues a lo que íbamos; sí, muchos niños. De todas partes y todas las lenguas. El verano se derrite después de tanto sol, una nueva etapa comienza. Para los más pequeños, es el primer día en que se despiden de sus padres y aunque es solo por unas horas, siempre hay quien llora sin consuelo, mientras otros niños y niñas se sienten contentos en el nuevo mundo. Otros niños recién han cambiado de escuela, nuevos maestros, nuevos amigos, una nueva etapa para comenzar. Algunos niños sin embargo, continúan con los mismos maestros de antes, sólo que han pasado de grado. Pero hay estudiantes que no van a ningún lado, que no cambian ni de escuela, ni de grado. A esos estudiantes quizás les fue mal, porque todo iba mal en sus casas, porque a lo mejor oyeron muchos cuentos de lechuza y lo cierto es que las historias de las lechuzas son largas y tediosas, a lo mejor estos estudiantes no pasaron de grado por no poner atención o cuidado en sus responsabilidades. Lo cierto es que una nueva oportunidad se abre para todos. Hay cosas que vienen y van, pero el futuro esta al alcance de tus manos y depende de todo el sacrificio que pongas para lograrlo, sin escuchar mucho a las tediosas lechuzas, ni los chismes de los escarabajos. ¡Buena suerte!

Esta entrada ha sido publicada el 05 septiembre, 2011 a las 10:17 bajo la etiqueta . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí