Libros de Teatro

Publicado por Yamil Cuéllar en , ,


Los libros de teatro son, en muchos casos, un grueso ladrillo difícil de digerir por el joven lector. La mayoría de quienes desean ser actores, al menos deben de tener una noción sobre lo que es el teatro y tener en mente alguna de las más emblemáticas obras que han hecho crecer el arte teatral.
Lo primero es entender las épocas y los géneros antes de decidirte a leer una obra dramática, de lo contrario no entenderás ni papa. ¿Por qué? Resulta que el teatro se produce para representar un hecho que puede o no estar frente a los ojos de todos, quizás el teatro se produce para despertar el interés por un tema y eso ha ocurrido durante milenios. Nuestras preocupaciones de hoy, no son las mismas que tuvieron los griegos siglos atrás. Por eso el teatro es una máquina del tiempo. De ahí viene el género y es importante saber cuando se está en presencia de una comedia o una tragedia, una farsa o un drama, el absurdo o la tragicomedia, quizás un melodrama; pues cada género tiene características específicas, con un propósito claro. El género puede ser, como esas señales en la carretera que guían al conductor.
Lo segundo radica en comprender que las obras de teatro son escritas para los actores, no para lectores. Para la representación, no para la imaginación pasiva. Hay que ver la escenificación en la lectura, las voces, el vestuario, las luces. El texto es una letra muerta, hasta que revive en la voz del actor.
Y tercero,  ¿por cuál libro empezar? La academia sugiere iniciar en orden cronológico, pero yo diría que hay rutas más dinámicas para el joven actor, dependiendo de la edad que se tiene, por ejemplo. Las comedias tienen siempre un efecto especial y yo escogería a Moliére, porque es el grande, el comediógrafo de Francia y el más famoso de todos. Moliére escribió tan buenas comedias que uno no cansa de leerlas, de lo buena que son, de los enredos que se tejen en la trama. Lean El Avaro, El burgués gentilhombre, o Médico a Palos que cuenta la buena que prepara una mujer a su marido haciéndole creer a todos que su ordinario esposo es un médico, el mejor de todos, y que la única forma de confesarlo es a fuerza de golpes.
Por ahí se puede empezar a leer, y descubrirán cuán inteligente son las comedias de Moliere, que hace pensar a la gente con la risa y tiene de armas la sátira y la ironía. Descubrirán también cuántas cosas en común aún tienen sus obras con nuestra época, a pesar de haber sido escritas hace tantos años, quizás porque la naturaleza humana es la misma en todos los tiempos. 

Esta entrada ha sido publicada el 20 marzo, 2012 a las 0:00 bajo la etiqueta , , . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí