Regresando de la isla de Cuba

Publicado por Yamil Cuéllar en

Unos 28 días en la isla para aliviarme la nostalgia, reencontrarme con mi familia, llevar a mi abuela a un turno en el hospital nuevo de Santa Clara, bailar salsa, celebrar con mi mami el día de las madres, saludar a mis vecinos y estrecharle la mano a viejos amigos. Los días no alcanzan, no alcanzarán nunca. Días para comprar libros (toda esa maleta ha venido cargada de ellos), enterarme de noticias, redescubrir las calles, pero mucho más la gente. La suerte de presenciar el Festival Latinoamericano de Monólogo en Cienfuegos y tomarme una foto con la actriz española Victoria Abril. Los días no alcanzan, no alcanzarán nunca. Me enamoré, comí harina de maíz, los perros de mi casa me comieron una chancleta, la temporada de mango comenzaba, monté en un bici-taxi loco que vuela por encima de quien sea, fui a la playa, me desenamoré, me volví a enamorar. Pero los días no alcanzan, no alcanzarán nunca.   

Esta entrada ha sido publicada el 15 junio, 2012 a las 0:00 bajo la etiqueta . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí