Unas 12.9millones de personas ven el programa, llevándolo a ocupar el primer lugar de tele audiencia en los Estados Unidos. Según la revista Forbes, llega a generar por hora más de 14 millones de dólares. También se trasmite en varios países de Latinoamérica, Asia y el continente Europeo. Arrastra a millares de jóvenes en busca de una oportunidad para entrar a la industria de la música. El juego consiste en una audición masiva, en la que se va escogiendo a los más talentosos cantantes de toda la nación para luego, en las finales, el público vota por el mejor de ellos y escoge el ídolo americano que figurará a los niveles de Elvis Presley, Patti LaBelle, Steven Tyler y muchos, muchos más.
El proceso es dramático, entretenido y lleno de tensión, porque el público sigue a sus favoritos a través de los dramas personales, las actuaciones y las situaciones que recrea el show televisivo. No falta la competencia, ni programas en América Latina y el mundo que apliquen esta fórmula tan lucrativa, hasta con niños. La odisea de un talento, genera riquezas. Tampoco es una idea nueva, porque desde los inicios de la televisión y la radio, existían programas de este tipo. Y si nos remontamos más allá, diríjanse al coliseo romano. Porque cuando se combinan ilusiones y sueños, con los ingredientes indispensables de saber quién caerá o triunfará, el espectáculo es de circo grotesco.
Cuando las personas se sientan frente a sus pantallas, casi nadie piensa, remotamente, en lo que vale el talento artístico y si, realmente puede un concurso definir a un artista. Tampoco los espectadores piensan en el efecto, que como consecuencia, puede traer este tipo de competencias en los más jóvenes. ¿Alguien recuerda al ganador anterior, del año pasado, del antepasado? Sin duda, es una gran oportunidad para talentos que no han podido ocupar espacio en una industria feroz, pero pienso yo, en modesta opinión, que un artista surge de tiempo en tiempo y requiere procesos muy sutiles, no en la arena del coliseo.
¿Cómo llegaron los grandes de la música a alcanzar la cima de sus honores? ¿Cómo surgieron bandas como Led Zeppelin, Queen, Los Beatles, U2…? ¿Cantantes como Annie Lennox, Cristina Aguilera, Adele, Elvis, Elton… cómo se formaron? La voz, no hace cantantes, las canciones sí.

Esta entrada ha sido publicada el 28 marzo, 2013 a las 0:00 bajo la etiqueta , . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí