Mordida Doble

Publicado por Yamil Cuéllar en

¡La morena tiene dos bocas! No ha de ser nada fácil escapar a una de sus mordidas, porque si falla la primera, ahí estará la segunda, como una hermana pequeña, para llevar la comida a casa. En el buche de este enorme pez, aparece una segunda mandíbula. Viene desde el estómago y clava sus dientes para arrastrar a la presa capturada. Esto se debe al tamaño de la morena, que al tener un cuerpo tan alargado, necesita de mecanismos más eficientes para alimentarse. A diferencia de la mayoría de los peces, las morenas no generan suficiente succión a la hora de tragar.

Esta entrada ha sido publicada el 09 agosto, 2010 a las 12:00 bajo la etiqueta . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí