Libros de Cuba: 274

Publicado por Yamil Cuéllar en ,


Andres Pi Andreu
Ilustraciones: Arístides Hernández
Narrativa juvenil. 82 páginas. Editorial Gente Nueva (2011)

Como un cuaderno de notas, el pequeño Telencio (¡vaya nombre para un niño!) que apenas llega a los ocho anos de edad, va dejando un testimonio de cruda nostalgia. Vive atrapado entre dos realidades, dos orillas y el mar de por medio. Hace alrededor de 6 meses que abandonó la isla de Cuba para vivir en Hialeah, una ciudad al sur de la Florida en Estados Unidos poblada mayoritariamente por hispanos como él. Telencio enfrenta un grave problema, y es que no puede adaptarse a su nuevo entorno. Ha llegado con su madre, pero falta su padre, quien intentará en toda la historia reencontrarse por todos los medios con su familia.
Es el primer libro publicado en Cuba por la editorial Gente Nueva que aborda el tema de la emigración cubana desde la perspectiva de un niño. Impensable, difícil de creer que sucediera. Pero la sorpresa esta publicada y distribuida en todas las librerías del país.
El testimonio de Telencio resulta visceral, latente en cualquier parte de un mundo donde sucede constantemente la separación de la familia y la tierra donde se nace en busca de una vida mejor, ya sea por motivos políticos o económicos.
Los defectos de la obra se atribuyen a un localismo remarcable. Expresiones, nombres, lugares, situaciones que carecen de claridad y que limitan la comprensión para un lector que no conoce ni los entornos ni el modo de actuar de los cubanos. También mencionar el tono pasivo en que la historia teje su curso, pudiendo ser mucho más imaginativa sobre la base del argumento. Aquí hay un buen libro, pero sin que se haya encontrado la forma adecuada de plantar la historia. Una historia que necesita de sorpresas y personajes más allá de lo común y el perfil cotidiano. 
Nivel de lectura: 10 años de edad.
Calificación: Regular

Esta entrada ha sido publicada el 24 septiembre, 2012 a las 0:00 bajo la etiqueta , . Pueden seguir la respuesta a los comentarios inscribiéndose a comments feed .

4 comentarios

Anónimo  

Creo que lo que piensas que son defectos, como "el localismo remarcable, las expresiones, nombres, lugares, situaciones que carecen de claridad y que limitan la comprensión para un lector que no conoce ni los entornos ni el modo de actuar de los cubanos" es algo que el autor hizo a propósito. Este libro se ve que fue escrito SOLO para cubanos.
a mi me encantó, me hizo reír y llorar, me tocó el corazón.
He leído otros libros de este mismo autor antes y su uso del lenguaje y los recursos literarios lo colocan entre los mejores escritores de literatura infantil de lengua castellana en estos momentos, por eso creo que es a propósito. Por lo demás, creo que hubiera podido escribir MUCHO más, pero como que se cansó de escribir o no tuvo tiempo... da esa sensación.

04 octubre, 2012 13:31
Anónimo  

Nunca has leído Lo que sabe Alejandro?

04 octubre, 2012 13:35
Anónimo  

Yo no sé qué libro leíste Yamil, porque de aburrido o plano este no tiene nada. Me hubiera gustado que fuera más largo, eso sí, pero ponerlo en la misma categoría con otros que he visto aquí que les has dado calificasiones bueno, o excelente es una falta de respeto con este autor... para mi, el mejor de los últimos 20 años en literatura infantil cubana... Otra cosa, el niño vive en Miami, no en Hialeah.

Magdalena B. Quijano

05 octubre, 2012 08:17
Anónimo  

Yo no sé porque tanto lio, me mandaron el link este para que viera una crítica a este libro de Pi Andreu. Yo no creo que a él le importe mucho que alguien lo critique o que opinemos sobre un libro suyo, digo yo, ya ganó el Planeta y está en otra liga no?

Antonio O.

05 octubre, 2012 08:19

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"... los niños son la esperanza del mundo." José Martí